Edificios civiles

Volver a rutas culturales                                                                   Ir a portada de Nuestra Cultura

Ruta monumental (2)

Palacio de los Sáenz de Heredia

Sede del Colegio del Amor Misericordioso, que fue, antes más, un internado que acogió a lo largo del tiempo a una gran número de estudiantes llegados de distintos puntos de España. Es, por ello, un enclave en muchas historias personales. Situado en la calle Mayor, el Palacio de los Sáenz de...

Antigua sede del Ayuntamiento

Actual centro Cultural, Turístico y Medioambiental en el centro neurágico de la ciudad (Felipe IV concedió el título histórico de ciudad en 1629), la Plaza de España. El edifició, que data de mediados siglo XIX (1839-41), tiene una sencilla fachada de estilo neoclásico rematada con frontón...

Antigua carcel

En la actualidad albergue juvenil Alhama. Situado en la calle Puerta de Milagro.

Plaza de Toros

"Comenzó a construirse a finales de 1924 por la empresa bilbaína Gamboa y Domingo, a cuyo frente estaba el alfareño Santiago Domingo. Numerosos alfareños colaboraron trabajando en su construcción, adquiriendo acciones por su aportación laboral. Terminada la obra, el 5 de agosto de 1925, se creó...

Casa de la Azucarera

La "casa del director" de la azucarera, Casa de la Azucarera (Hacienda Súsar), principios del siglo XX, recuerda, junto a la alta chimenea de ladrillos, naves (destruidas y recuperadas en parte tras un incendio en 2001) y la tapia que rodea la finca, que Alfaro formó parte de la gran red de...

Palacio Abacial

Actualmente es la Casa Consistorial o Ayuntamiento de Alfaro y la Casa de Cultura. Desde la plaza, por la calle lateral a los Portales, bajamos hasta llegar a unas escaleras y, al frente, el Palacio Abacial, situado en la calle de las Pozas. Construido en la segunda mitad del siglo XVIII con...

Palacio Remírez

  El Palacio Remírez aparece en la calle San Antón como vestigio de riquezas de antaño. ¿Cuántos años lleva sin moradores? Posiblemente, desde los años 80 permanezca, salvo ocasiones puntuales, cerrada la gran puerta de madera que antesmás dejaba ver la entrada hasta la puerta...