Colección IX: Ella era una mujer de armas tomar. Él la tomó con su boca. Sin tregua y a(r)mados. Mataron el gusanillo

23.03.2013 10:37
  • -¿Sabes cuando tú sí pero yo no…y de pronto sí…pero como tú no yo tampoco?- Al día siguiente decidieron dejarlo. Claro. 
  • Para que ella nunca se sintiera un cero a la izquierda. Él siempre iba detrás. Como si fuera el número uno. Sintiéndose de diez. 
  • Ella era una mujer de armas tomar. Él la tomó con su boca. Sin tregua y a(r)mados. Mataron el gusanillo. 
  • Como quererse a lo largo del tiempo. Les podía llevar muy lejos. Acordaron vivirse a corto plazo. Para estar siempre cerca.
  • Eran tan pesimistas que nunca supieron entender que su historia acababa. De empezar. Y se despidieron. 
  • -A estas alturas todavía no lo ves, pero el mundo es nuestro-. Solía decirle mientras la cogía en brazos y le tapaba los ojos. 
  • El error de querer vivir del cuento fue que no supimos seguirlo al pie de la letra. Y así. Ni tú, ni yo. Pasamos a la historia.