Colección XVIII: Ella daba, daba, daba, daba. Le quedaba poco. Pero seguía dando. Y ella daba, daba, daba, daba... Él se lo quedó todo.

26.05.2013 01:10
  • Que cuando te digo que te quiero con locura es porque es así. Que verte. A mí. Me. Loquita. Todo. Hasta el sentido. 
  • Ella daba, daba, daba, daba. Le quedaba poco. Pero seguía dando. Y ella daba, daba, daba, daba... Él se lo quedó todo. 
  • Y aunque me duela, siempre dijiste la verdad. No te pasaba nada. Nada por tu cabeza. Nada por tu estómago. Ni siquiera yo.
  • La profesora de Matemáticas y el de Lengua decidieron dejarlo para que ella no le diera más problemas.
  • Besaba su frente para que comprendiese de quién estaba enamorado:-De todas estas dudas que todavia no te dejan venir conmigo.-
  • No eran amigos. Había mucho más. Y eso asustaba. Ponerle nombre también. Al final, encontraron su etiqueta: personas felices.