Si tienes perro... ¡ojo a la ordenanza!

05.12.2016 19:58

Un perro ladrando en una ventana abierta menos de 5 minutos seguidos y a mediodía es motivo de que llame a tu puerta la Policía Local por "escándalo público".  El perro quizás también ladró el día anterior y el anterior. Es posible. Entonces sus ladridos no eran escándalo porque la música a tope del evento municipal infantil de fin de semana frente a la misma ventana tapaba al pobre animal, y la conversación familiar dentro de casa o la voz de la televisión.  Dicho sea que se tolera y comprende el jolgorio, aunque se agradecerían menos decibelios, y la mención es tan solo ilustrativa de la molestia que, al parecer, conlleva el ladrido de un perro.

La anécdota viene al pelo para recordar que hay en Alfaro una Ordenanza Reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía, según facilita el propio Ayuntamiento de Alfaro. ¿Hay ordenanza sobre ruidos y espectáculos en la vía pública? Queda pendiente averiguarlo y contarlo.

Estamos a perros. He aquí aspectos a tener en cuenta de la ordenanza:

  • El objetivo es regular la tenencia de animales de compañía en el término municipal de Alfaro, armonizando la convivencia de los mismos y las personas con los posibles riesgos para la salud, medio ambiente y seguridad de personas y bienes, garantizando la protección debida de estos animales.
  • Los animales forman parte imprescindible del ecosistema humano y como tales tienen derecho a ser tratados en las condiciones de mayor dignidad posible, y siempre de acuerdo con las leyes que rigen nuestro ordenamiento jurídico.  A los efectos de la presente Orden se entenderá por animal de compañía, aquel mantenido por el hombre, principalmente en su hogar, por placer y compañía, sin que exista actividad lucrativa alguna, y en todo caso las especies canina y felina, en todas sus razas.
  • Deben estar censados y deben tener cartilla sanitaria.

Los perros tienen un capítulo específico.

  • La tenencia de animales de compañía en viviendas urbanas queda en condicionada a que no causen molestias a los vecinos los ruidos, ladridos, suciedad o de cualquier otra naturaleza; teniendo este carácter aquellas actuaciones que estén prohibidas por la normativa municipal, autonómica o estatal.
  •  Los perros guardianes deberán estar bajo la vigilancia de sus dueños o personas responsables y en todo caso, en recintos donde no puedan causar daños a personas o cosas, debiendo además advertir en lugar visible la existencia de perro guardián.
  •  En los recintos abiertos a la intemperie, será preceptivo, el habilitar una caseta o lugar de protección para el animal frente a temperaturas extremas.
  • No deberán estar permanentemente atados y, en el caso de estar sujetos, el medio de sujeción deberá permitir una cierta libertad de movimientos.
  • Perros guía:
    • Tendrán la consideración de perro-guía aquel del que se acredite haber sido adiestrado en centros nacionales o extranjeros, para el acompañamiento, conducción y auxilio de deficientes visuales.
    •  Los perros guía que acompañen a invidentes, de conformidad con la normativa vigente, podrán viajar en todos los medios de transporte público-urbano y tener acceso a los locales, lugares y espectáculos públicos, sin pago de suplementos.
    • El deficiente visual será el responsable del correcto comportamiento del animal y de los daños que puedan ocasionar a terceros.
  • Tenencia de animales en viviendas:
    •  No se permitirá tener animales de forma permanente en terrazas, balcones o en patios de la Comunidad de Propietarios, debiendo pasar la noche en el interior de la vivienda.
    • No se podrá tener en un mismo domicilio, más de 3 perros y gatos sin la correspondiente autorización como actividad molesta.
  • Circulación de animales por las vías publicas
    • Queda prohibida la circulación por las calles, plazas y parques públicos de aquellos animales que no vayan conducidos por sus dueños.
    •  Cuando sean conducidos por sus dueños, Irán provistos de collar y sujetos mediante cadena, correa o cordón resistente.
    • Los perros considerados potencialmente peligrosos deberán llevar obligatoriamente bozal apropiado para la tipología de cada animal, serán conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de dos metros, sin que pueda llevarse más de uno de estos perros por persona.
    • Queda prohibida la entrada de animales en zonas destinadas a juegos infantiles, zonas verdes de jardines públicos y locales comerciales.
    • Se prohíbe que los animales beban directamente de los grifos o caños de agua de uso público.
    • Prohibición de ensuciar la vía pública. Como medida higiénica, las personas que porten animales de compañía por la vía pública, están obligados a impedir que estos hagan sus deposiciones sólidas en lugares distintos a los habilitados para ello. (¿Dónde en Alfaro?).
    • Cuando accidentalmente estos realicen sus deposiciones en la vía pública, su conductor está obligado a recoger y retirar sus excrementos yo a limpiar la zona que haya resultado manchada. Con los elementos precisos para ello (bolsas, recogedor, etc). Las bolsas, debidamente cerradas deberán ser depositadas en los contenedores situados por el Ayuntamiento en la vía pública.
    • Condiciones higiénico-sanitarias El poseedor de un animal tiene la obligación de mantenerlo en buenas condiciones higiénico-sanitarias y aplicar todo tratamiento preventivo declarado obligatorio. Asimismo, tiene la obligación de facilitarle la alimentación adecuada a sus necesidades...

La ordenanza prohibe expresamente el maltrato animal, el abandono, mantener a los animales en instalaciones indebidas, practicarle mutilaciones  (excepto las efectuadas por los veterinarios en caso de necesidades o por exigencia funcional), el aislamiento o suministrarles alimentos o sustancias que puedan causarles sufrimientos, daños o la muerte, así como alimentarlos con vísceras, cadáveres y despojos procedentes de otros  animales que no hayan superado los oportunos controles sanitarios.

Los animales peligrosos también tienen un capítulo específico. “Tienen la consideración de animales potencialmente peligrosos todos los que perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos de guarda, de protección o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenecen a especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y a las cosas”. Y entre los perros, aquellos que presentan una o más de las siguientes circunstancias: a) Aquellos que manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales b) Los que han sido adiestrados para el ataque y la defensa. c) Los pertenecientes a una de las siguientes razas o sus cruces: Pit Bull Terrier, Staffordshire, Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu.

La ordenanza incluye una lista de infracciones y, por supuesto, sanciones desde 20 euros (la menos castigada de las leves) a 15.000 euros (la sanción más grave).  Si tienes perro,  procura que sea moderado en sus ladridos y ¡ojo a la ordenanza! 

(Firma: María Lizarraga)