Alfaro es prioritario en las ayudas de la Zona de Promoción de La Rioja

 

La campaña del Ayuntamiento de Alfaro para la atracción de iniciativas empresariales con el lema “Alfaro es lo más +” que ofrece el municipio como “hogar” para nuevas empresas y la programación de una jornada sobre ayudas al emprendimiento el próximo 14 de febrero recuerdan que hace 20 meses se creó la Zona de Promoción Económica de La Rioja que incluye a Alfaro como zona prioritaria para las ayudas de incentivos regionales a la inversión productiva. 

  • La Zona de Promoción Económica de La Rioja, creada en abril de 2015, todavía no da frutos
  • Desde 2011, en Alfaro se han movido proyectos que suman una inversión de algo más de 19 millones de euros

Las ayudas e incentivos son un importante imán para la inversión empresarial. La creación de la zona de Promoción Económica de La Rioja en 2015, que incluye a Alfaro entre los municipios prioritarios, introdujo un nuevo elemento para el apoyo a la iniciativa empresarial con fondos públicos, que, hoy por hoy, sigue sin dar frutos quizás porque ha pasado poco tiempo, por la situación económica general  o por los propios condicionantes que se ponen a los proyectos.

Ayudas a la inversión

Las ayudas de incentivos regionales, que dependen del Estado, siguen yermas. La zona de Promoción Económica de La Rioja tiene proyectos sobre la mesa. Ninguno de ellos en Alfaro. Sí ha habido siembra y frutos, en los proyectos presentados a las líneas de ayuda de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER). Desde 2011, se han movido 236 proyectos que han sido presentados por 98 empresas y con una inversión total de algo más de 19 millones de euros, de los que 8,5 millones han ido a programas competitivos (I+D, promoción exterior, medioambiente...) y casi 8 millones a la inversión en activos fijos.

Los incentivos regionales son un apoyo financiero que se orienta hacia las grandes inversiones, a las que hay aspirar, y que, en gran medida, contribuyen a equilibrar la oferta de La Rioja en relación con  territorios vecinos como Navarra o Álava. La Zona de Promoción Económica de La Rioja abrió la puerta a las ayudas de incentivos regionales a 61 municipios riojanos, entre ellos Alfaro, que, además, está destacado como zona prioritaria. Antes de abril de 2015, La Rioja estaba excluida. Ahora está en el mapa.

La modificación del mapa de ayudas de la Unión Europea para el periodo 2014-2020 permitió la creación de la Zona de Promoción Económica de La Rioja y el acceso a los fondos de incentivos regionales que concede el Estado para fomentar la actividad empresarial.  “Consisten en subvenciones a fondo perdido y tienen como objetivo paliar los desequilibrios interterritoriales”, tal y como explica la dirección general de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

“Es un elemento nuevo importante”, afirma el gerente de la ADER, Javier Ureña, quien destaca la novedad de que autorice las ayudas a grandes empresas y apunta que los condicionantes que se ponen a los proyectos como la inversión mínima (900.000 euros) o el porcentaje de autofinanciación (25%) serían limitantes  para las pequeñas y medianas empresas. 

Incentivos autonómicos

La ADER, como brazo ejecutor de la política de promoción económica industrial en La Rioja, desarrolla un amplio programa de ayudas y atiende principalmente a la pyme, que es la gran sostenedora de nuestro tejido industrial y, por tanto, del empleo. Los nuevos  incentivos regionales llegaron como una ayuda más que aumenta el porcentaje de subvención y  permiten la ayuda a grandes empresas.

La Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja orienta y ayuda en la tramitación de estas ayudas estatales.   Indirectamente, estar en el mapa de incentivos facilita que La Rioja pueda centrar sus recursos en el apoyo a la pequeña y mediana empresa y, cuando sea posible, canalice proyectos para que se financien con fondos estatales.

Zona de promoción de La Rioja

La inclusión en este mapa de ayudas permite incrementar con carácter general un 10% la intensidad de ayuda para los proyectos de inversión en los 61 municipios de la zona de promoción económica de La Rioja, que se incluyen en dos áreas desde Navarrete hacia arriba y desde Agoncillo hacia abajo. Queda fuera Logroño porque su inclusión habría dejado fuera al resto por la concentración de población. Las subvenciones en la zona incluida son de 30% en el caso de las pequeñas empresas,  de un 20% en las medianas y de  un 10% de ayuda a las grandes empresas,  que anteriormente estaban excluidas.  Respetando los topes del mapa de ayudas, en la zona prioritaria (Alfaro, Arnedo, Calahorra, Cervera del Río Alhama, Agoncillo, Arrúbal, Fuenmayor, Haro, Nájera, Navarrete y Santo Domingo de la Calzada la ayuda máxima acordada podrá incrementarse en un 20%.                                                 

OBJETIVOS DE LA ZONA DE PROMOCIÓN ECONÓMICA 

Según el propio decreto de creación, el objetivo de la zona de promoción económica de la Comunidad Autónoma de La Rioja es impulsar y desarrollar el tejido socioeconómico con especial atención al aumento del nivel de vida en el territorio, en particular en sus zonas más deprimidas, a través de:

  • a) La promoción en la creación de empresas innovadoras y de base tecnológica que propongan inversiones basadas en proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) y, en general, en la innovación tecnológica, el diseño industrial y la mejora medioambiental.
  • b) El impulso del potencial endógeno del territorio así como desarrollar y consolidar el tejido industrial en base a criterios de calidad, eficiencia, productividad y respeto al medio ambiente.
  • c) El fomento de la diversificación en los sectores de la producción y la distribución que aumenten el atractivo y el impulso de la actividad en el territor

Como condicionantes, podrán concederse los incentivos regionales a:

  • proyectos de creación de nuevos establecimientos con una inversión aprobada igual o superior a 900.000 euros, siempre que generen nuevos puestos de trabajo.
  • proyectos de ampliación con una inversión aprobada cuya cuantía sea significativa en relación con el inmovilizado material del establecimiento y, en todo caso, igual o superior a 900.000 euros, siempre que supongan un aumento significativo de la capacidad productiva, que superen determinado porcentaje sobre la dotación para amortizaciones del establecimiento y que generen nuevos puestos de trabajo y se mantengan los existentes.
  • proyectos de modernización, cuya inversión aprobada sea significativa en relación con el inmovilizado material del establecimiento que deberá ser, en todo caso, igual o superior a 900.000 euros. La inversión debe constituir  una parte importante del inmovilizado material y  superar determinado porcentaje sobre la dotación para amortizaciones del establecimiento que se moderniza y que implique la adquisición de maquinaria tecnológicamente avanzada que produzca un incremento sensible de la productividad. Además, la  inversión debe dar  lugar a la diversificación de la producción de un establecimiento para atender a mercados de productos nuevos y adicionales o suponga una transformación fundamental en el proceso global de producción de un establecimiento existente.  Deben mantenerse los puestos de trabajo existentes.
  • En el caso de las grandes empresas, sólo se podrán conceder ayudas para inversiones iniciales que atraigan nuevas actividades, o para la diversificación de establecimientos existentes en nuevos productos o nuevos procesos innovadores.

Los proyectos de inversión que pretendan acogerse a los beneficios previstos en esta zona de promoción económica deberán cumplir además los siguientes requisitos:

  •  Ser viables técnica, económica y financieramente.
  • Autofinanciarse al menos, en un 25 por ciento de su inversión aprobada. Además la empresa deberá contar con un nivel mínimo de fondos propios que será fijado en la resolución individual de concesión de acuerdo con los criterios que fije al respecto el Consejo Rector de Incentivos Regionales.
  •  La inversión sólo podrá iniciarse después de la presentación de la solicitud de incentivos regionales.

La falta de claridad sobre la aplicación de incentivos regionales a la industria agroalimentaria es un factor de freno para el desarrollo de esta línea de ayudas.

Los incentivos regionales siguen sin mostrar su atractivo potencial para animar proyectos empresariales en el suelo industrial alfareño. Sí es un apunte positivo el balance de 19 millones de euros de  inversión desde 2011 en proyectos que han buscado apoyos en las líneas de La Rioja, aunque siguen el patrón general en las ayudas autonómicas de servir más para consolidar lo que ya existe que impulsoras de nuevos proyectos. No cabe duda, que la consolidación es empleo y es actividad económica.  En esta línea, el Polígono La Senda tiene más fácil que lleguen nuevos vecinos a su único inquilino actual.

(AlfaroSabe/M.Lizarrga)

 

 

Información relacionada

El gobierno municipal del PP apela a Alfaro "sin independentismo" para atraer empresas

 

Más información:

Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja

Decreto de creación de la Zona de Promoción Económica de La Rioja

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------