"Con todo el amor del mundo..."

Con todo el amor del mundo, nos dijimos adiós. Porque a veces hay que romperse por dentro para volver a funcionar de nuevo.