Convento de la Inmaculada Concepción

Convento de la Inmaculada Concepción

Resguardado por una trama urbana de estrechas y empinadas calles, aparece el complejo conventual de la Inmaculada Concepción.

La iglesia es pequeña y acogedora. Saboread la luz que irradia desde la hornacina azul en el centro del altar. El conjunto de ladrillo es del siglo XVII. La fachada es de estilo clasicista.  El Retablo Mayor es rococó. Consta de banco, cuerpo de tres calles y ático. Lleva imágenes de San Joaquín, Santa Ana, San Miguel, San Luis Obispo de Tolosa y San Francisco de Asís.

Una comunidad de religiosas de clausura muy querida en Alfaro cuida y habita el convento.

He aquí una manera de llegar: desde la plaza de España por Argelillo, bajamos hacia la plaza Chica y nos encontramos con la calle Hospital Viejo -en la esquina y como referente un comercio que de toda la vida, "el Resti" con sus apetitoso muestrario de productos de nuestra huerta en la puerta-, subimos hasta que se bifurca en la calle Inmaculada Concepción -a la altura del Bar El Cortijo- y vemos el convento con su iglesia.