Los derechos y deberes de los menores, protagonistas en LSEP

La Salle-El Pilar (LSEP) celebró el Día Universal del Niño, el 20 de noviembre de 2013, con la participación en la campaña de UNICEF "Enrédate". Los derechos y deberes del menor centraron también una conferencia del juez de menores Emilio Calatayud, que tuvo lugar el 22 de noviembre, enmarcada en la celebración del centenario de LSEP.

Los alumnos y alumnas escribieron uno a uno los derechos del niño en pulseras que luego se intercambiaron entre ellos. Una manera simbólica de conocer y difundir esos derechos. Además los niños de 6º han leído un manifiesto en favor de los derechos universales de todos los niños. Los actos de este día especial incluyeron un programa en la emisora de radio escolar Salpicón.

"Enrédate" es el programa educativo de UNICEF dirigido a centros de enseñanza que promueve el conocimiento de los Derechos de la Infancia y el ejercicio de la ciudadanía global solidaria y responsable.

En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el primer Día Universal del Niño, y alentó a todas las naciones a observar un día anual para promover la comprensión mutua entre los niños y la realización de acciones a su favor en el mundo. El 20 de noviembre, que se observa como el Día Universal del Niño en muchos países, marca el día en que la Asamblea General aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959, y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas. Trabaja en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente los esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Un pacto por el menor

Más de 300 personas asistieron a la conferencia del granadino Emilio Calatayud, el juez de menores con mayor antigüedad en el oficio en toda España. Calatayud repasó los derechos y deberes de los menores: a obedecer y respetar a sus padres y a contribuir equitativamente en las cargas familiares; estudiar, trabajar… Que los niños disfruten de sus derechos y cumplan con sus deberes es tarea de todos, señaló.
Calatayud defiende un Pacto por el Menor  para dar respuesta a los múltiples desafíos que deben afrontar los jóvenes, los padres y los educadores en los días actuales. Entre estos desafios citó el abandono y fracaso escolar, drogodependencias, violencia en el ámbito familiar, dependencia y mal uso de las redes sociales, acoso, TV que crea (no refleja) un mal modelo de juventud. Todos estamos implicados (padres, educadores, servicios sociales,  la justicia, la sociedad...). Por tanto, la respuesta debería venir de un pacto entre todos estos agentes. En este sentido, Calatayud pidió a los políticos que legislen con sentido común y que se respalde a los padres cuando exigen a sus hijos el  cumplimiento de sus deberes.

Por otra parte, Emilio Calatayud resumió en qué consisten sus sentencias judiciales: “tú lo has hecho, tú lo pagas”. Explicó que, a cambio de no ser internado, exige al encausado que cumpla un contrato que puede ser desde ir al colegio, al trabajo, no consumir drogas hasta ir a terapia, pasando por realizar trabajos en beneficio de la sociedad (colaborar con ONGs,  comedores sociales, Cáritas….).  Una medida que toma muy a menudo es obligar a sacarse el título de la ESO, a ir a clases de alfabetización, cultura general, aprendizaje del idioma. Se trata de que la sanción sirva para que el joven compense la falta cometida, ha señalado.