El arte en Alfaro

La riqueza artística en su auténtica dimensión está por demostrar. En la imagen una joya que enorgullece a los alfareños. Los expertos incluyen la iglesia de San Miguel en el movimiento barroco riojano-aragonés. Construcciones de sus características aparecen en el valle del Ebro tanto en iglesias como en casas civiles. Se empezó a construir en 1545. Se abrió al culto en 1562 cuando estaba dispuesta solo la mitad. Tras unos años de interrupción, se consiguió su acabado en 1685. La imagen señala la iglesia en una fase muy avanzada de restauración: marzo de 1978. El día 23 de abril de 1976 fue considerada Monumento Nacional.

 

La ex colegiata de San Miguel con una vista general del ábside, el cimborrio y tejados de sus tres naves.

 

En la diapositiva, cuatro tesoros del interior de la iglesia. La estatua de San Miguel, monumental y muy bella. Recientemente se ha comprobado que su escultor fue Gregorio Fernández. La imagen de la Dolorosa, sin conocer el autor, se cree que pertenece a la escuela andaluza del siglo XVIII. La verja del coro es de hierro forjado a mano; una de las más bellas y mejor trabajadas de La Rioja. Data del siglo XVIII. El coro de estilo barroco representa, en madera de nogal, imágenes de santos y santas.

 

Estamos viendo las imágenes de los santos Joaquín y Ana que pertenecieron seguramente a la iglesia de San Juan. Se cree que datan de los siglos XII o XIII. Es posible que algunas imágenes de la iglesia tengan incalculable valor. Existe también un Cristo románico. Esperamos que la Dirección General de Bellas Artes estudie nuestras obras.

 

El retablo de la iglesia del Burgo es un buen barroco del siglo XVIII. La imagen del Corazón de Jesús es posterior. Las imágenes principales de la época son: Nuestra Señora de los Ángeles y los apóstoles Pedro y Pablo.

 

La iglesia de San Francisco se construyó en 1634. Su estilo es barroco churrigueresco. Los primeros franciscanos vinieron a Alfaro en 1532. Llegó a tener el convento 30 franciscanos en el siglo XVIII. Han vivido en este recinto desde su fundación, a excepción del período entre 1834 y 1895 que estuvo el convento y la iglesia en manos del Estado y unos años con los Padres Claretianos.

 

Las dos imágenes del exterior y retablo de la iglesia de la Concepción nos llevan al siglo XVIII y nos sumergen en un barroco ya en decaimiento.