El Gobierno de La Rioja informa del fallecimiento de la cigüeña Yerga

El Gobierno de La Rioja informa del fallecimiento de la cigüeña Yerga

La cigüeña Yerga ha desaparecido en el desierto antes de llegar a su lugar habilutal de invernada en Senegal, tras iniciar en Alfaro su último viaje migratorio. El Gobierno de El Gobierno de La Rioja informó a través de una nota de prensa de que la cigüeña, marcada con un GPS por una iniciativa el Gobierno de La Rioja y SEO Birdlife dentro del programa Migra, "parece haber muerto"  a principios de otoño.

A diferencia de años anteriores, en 2015 Yerga regresó a Alfaro avanzado el mes de marzo, casi tres semanas más tarde de lo que acostumbraba, y al llegar encontró su nido ocupado por otra pareja de cigüeñas, lo que finalmente provocó que este año no pudiera criar.

Tras pasar en tierras riojanas los meses cálidos, el 28 de agosto la cigüeña Yerga abandonó Alfaro rumbo a África, y aunque en un principio repitió la ruta de anteriores migraciones, en un momento dado desvió su rumbo unos 900 kilómetros hacia el interior del continente. La última semana de septiembre el GPS de Yerga estuvo emitiendo señales que la ubicaban en puntos muy estáticos al sureste de Mauritania, en mitad del desierto, algo inusual en sus viajes migratorios. En años anteriores para esas fechas la cigüeña ya había alcanzado su zona de invernada en la región de Louga, en Senegal.

Los últimos datos que se tienen de Yerga son del 1 de octubre. Desde entonces su GPS no ha vuelto a emitir, lo que unido al comportamiento del ave los días previos parece apuntar a que murió cruzando el desierto antes de culminar la que iba a ser su cuarta migración desde que se le implantara el GPS.

 

Más de 25.000 kilómetros y tres años de seguimiento


Desde que en la primavera de 2012 el Gobierno de La Rioja y SEO Birdlife instalaran en Yerga un dispositivo GPS para estudiar el comportamiento migratorio de la especie, esta cigüeña nos ha ofrecido numerosa y valiosa información sobre los movimientos migratorios de la cigüeña blanca, que en las últimas décadas están sufriendo importantes cambios.

Gracias al control del viaje que permite el proyecto Migra, en el que se integra el marcaje de Yerga, y a su base de datos se ha podido saber que nuestra cigüeña era una migradora de larga distancia, que pasaba sus inviernos entre Senegal y Gambia, a unos 3.500 kilómetros de su nido, volando más de 25.000 kilómetros en estos años, que durante varios años ha repetido prácticamente las fechas y el recorrido de sus viajes, y que en sus migraciones ha realizado etapas sorprendentes de hasta 450 kilómetros en una sola jornada. Estos y los miles de datos de ubicaciones y costumbres que ha enviado el GPS a lo largo de estos tres años y medio de proyecto servirán a técnicos e investigadores para conocer mejor a esta especie y avanzar en la conservación de la población de cigüeña blanca de La Rioja, que en la actualidad cuenta con 455 parejas reproductoras de las cuales aproximadamente un 43% anidan en la localidad alfareña.

De hecho, los buenos resultados que desde el principio arrojó el marcaje de Yerga animaron al Gobierno de La Rioja y a SEO Birdlife a repetir la iniciativa con otras especies para seguir avanzando en el estudio de algunas de nuestras aves más emblemáticas o amenazadas. En 2013 se colocó un emisor GPS en Treviana, un ejemplar de aguilucho cenizo (Circus pygargus), rapaz que está incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, en la categoría de “vulnerable”, y con la que la administración medioambiental riojana está desarrollando desde 1996 una campaña de protección de nidos y salvamento de polluelos. Treviana ha culminado con éxito su tercera migración a África desde que se le implantó el GPS.

 

 

Artículo relacionado

 ¿Por qué crotora Yerga?