Crecida del Ebro: El PSOE alfareño propone un gabinete de crisis y mayor coordinación entre administraciones

Las defensas rotas o debilitadas por la crecida del Ebro de finales de enero y principios de febrero hacen que la segunda avenida en un mes aumente los daños en el campo alfareño aunque el caudal sea menor.  Asi se desprende de la información facilitada por el PSOE alfareño que ha pedido una mayor coordinación entre administraciones y la creación de un gabinete de crisis.

Los socialistas alfareños lamentan la negligencia y descoordinación entre administraciones que ha impedido la reparación de las defensas en el tramo alfareño del Ebro y aseguran que ha habido tiempo suficiente para realizar los acondicionamientos de emergencia necesarios en los quince días que han trancurrido entre los dos episodios de crecidas extraordinarias. La falta de actuación está ocasionando daños "incluso más graves que los de la primera. Ya que las defensas se encuentran aún más debilitadas, y las zonas ya anegadas anteriormente presentan menor resistencia al paso del río, por lo que el caudal del mismo penetra con más fuerza y a mayor velocidad, arrastrando lo poco que quedaba a su paso", aseguran en nota de prensa.

Según explica el PSOE, el Gobierno de La Rioja comenzó a ejecutar la semana pasada la reparación de las defensas en varios puntos afectados por la crecida en La Rioja Baja y las obras en Alfaro se aplazaron porque "según el Ejecutivo regional, la mayor parte del tramo dañado pertenecía a Navarra, por lo que su reparación dependía de la Comunidad Foral".  No obstante, "estaba previsto, según vimos publicado en un medio de comunicación regional, que las obras comenzaran ayer lunes. A todas luces, demasiado tarde".

El PSOE considera que el  hecho de que sea necesaria la coordinación con el Gobierno navarro no es excusa para  que las administraciones riojanas tomen las medidas urgentes que fuesen necesarias aunque fuesen provisionales para evitar consecuencias más graves.  "Las graves consecuencias de la crecida anterior requerían de una intervención inmediata liderada por la Administración local y, más concretamente, por la Alcaldesa de Alfaro, Yolanda Preciado, y es evidente que ésta no se ha producido".
 

Ante estos acontecimientos, "el PSOE propone la creación de un gabinete de crisis que permita la coordinación de acciones urgentes entre las administraciones local, regional y central, así como de otros organismos implicados como la Confederación Hidrográfica del Ebro, los sindicatos de regantes y los propios agricultores".


Asimismo, y una vez hayan sido evaluados los daños provocados por las crecidas del Ebro en las cosechas, el Partido Socialista solicita que Ayuntamiento, Gobierno de La Rioja y Gobierno de España se pongan de acuerdo para que se destinen las ayudas necesarias que cubran las pérdidas del sector, además de plantear y desarrollar una política adecuada para el mantenimiento de los cauces de los ríos, que permita hacer compatibles el respeto de la biodiversidad natural y los intereses de nuestros agricultores.


Por su parte, la candidata socialista a la Alcaldía de Alfaro, Sara Orradre, se ha comprometido a diseñar un plan integral para el arreglo y conservación de caminos rurales, así como de otras infraestructuras dependientes del Ayuntamiento.