Fuentes de riqueza en Alfaro

Ya hemos visto una panorámica de la ciudad en aspectos más o menos invariables como son su geografía, la historia, el arte y sus fiestas y costumbres. Los dos capítulos siguientes exigen un gran dinamismo en los alfareños que sienten y viven con su pueblo. Alfaro es un pueblo rico. Siendo eminentemente agrícola, la fuente mayor de riqueza proviene directamente del campo. Por ello, podemos distinguir diversos cauces de riqueza:

1.      el campo

2.      industrias relacionadas con el campo

3.      otras industrias

4.      comercio y servicios

 

 

Alfaro, situado en zona privilegiada de regadío, es campo de huerta. Tierra fuerte y rica, produce todo tipo de hortalizas. Tradicionalmente, el campesino alfareño se ha dedicado con más afán al tomate, pimiento y espárrago. Cada año aumenta el número de fanegas a pesar del esfuerzo diario que supone el espárrago y la delicadeza del cultivo para el pimiento. En la actualidad se dedican a estos cultivos 1.130 hectáreas.

 

En los últimos años, el mundo conservero ha reforzado la comercialización de otros géneros considerados anteriormente de producción familiar. Así, se va viendo cada año más en nuestro pueblo buenas cosechas de alcachofa, coliflor, alubia verde, puerro, cebolla, espinaca, col de Bruselas e incluso champiñón. En la cosecha de 1977 se han dedicado 570 hectáreas a estos productos.

 

El sol y la tierra han dado fama a la fruta alfareña. Algunos industriales cotizan nuestro melocotón más que el murciano y el de Lérida. Aunque en los últimos años los arbolados de melocotón, almendra, manzana, pera, ciruela... se van extendiendo, puede decirse que el alfareño no produce de modo intensivo estos frutos. La diferencia entre el Levante español y Lérida puede radicar en que el alfareño, el riojano no dedica sus tierras con predominio al cultivo de frutas. Con todo, en la cosecha de 1977 los árboles frutales ocupaban 350 hectáreas.

 

En imagen una viña en plena faena de poda invernal. Sus sarmientos son irregulares en ofrecer al alfareño su cosecha anual. La calidad y grado de la uva se mantiene. Con todo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja tendrá que seguir espoleando al viñador para que sigan aumentando estas cepas en nuestro secano como en los últimos años hasta conseguir las 2.500 hectáreas actuales.

 

Alfaro cuenta con tierras suficientes para que pueda ser considerado con predominio en todos los productos agrícolas. Siempre ha sido el cereal de gran rendimiento en nuestro suelo. Tanto en regadío como en secano, se cosecha el trigo, la cebada, centeno ocupando actualmente más de 6.700 hectáreas. La poderosa maquinaria de trabajo reduce al mínimo las labores pasadas de recolección que conocieron los padres jóvenes.

 

En el Valle del Ebro se ven muchos campos de maíz en las últimas cosechas. Alfaro no puede ser menos llegando a 240 hectáreas las cultivadas en 1977. La selección de semilla, el vigor que comunica a la tierra y el beneficio de venta que reporta han hecho extender los maizales por nuestros regadíos. Igualmente se produce mucha patata, aún sin llegar al porcentaje elevado de rendimiento que tiene La Rioja Alta, Álava y Burgos. La alfalfa se cultiva en más de 600 hectáreas.

 

La riqueza de Alfaro relacionada indirectamente con el campo cuenta con diversas fuentes. El bosque nos ofrece un aspecto. La sierra de Yerga situada al oeste de Alfaro pertenece a la cordillera Ibérica. El Yerga alfareño tiene alrededor de 1.100 hectáreas pobladas de roble, pino y encinas. Su carrasca fue hasta la década de 1950 la leña utilizada en los hogares alfareños. Muchas veces se ha pensado que el Monte Yerga, con sus ruinas de monasterio cisterciense, la ermita de la Virgen, sus bosques y su situación privilegiada, podría convertirse en un parque natural con todos sus atractivos. ICONA colabora con el Ayuntamiento en la extensión del bosque alfareño. En la actualidad, tenemos, además de los bosques de Yerga, unas 70 hectáreas de chopo en el Espeso, Estajao y Roza. Hay proyectos para poblar de inmediato el Soto Morales.

 

¡Cómo se ha reducido esta estampa en nuestros campos! De las 20.000 cabezas de ganado ovino que tenían los ganaderos alfareños hacia 1950, hoy no llegan a 6.000. La dureza del pastoreo ha pesado más que la imagen bucólica de nuestra poesía española.

 

Naves como las que vemos en la imagen están multiplicándose en los últimos años fuera del casco urbano. La cría de pollos con destino al engorde y puesta huevos supone con sus 40 gallineros una fuente de ingresos considerable para la ciudad.

 

La industria “Estirpes selectas” D'ESSEL viene funcionando en Alfaro desde 1965. Aproximadamente 18 pabellones utiliza la empresa para su incubación, cría y engorde de los pollos. Más de 150.000 pollos nacen semanalmente en este pabellón. El mercado para cría y carne se dirige además de al propio Alfaro a San Sebastián, Pamplona, Zaragoza, Huesca, Valencia y Madrid. Alrededor de 40 personas trabajan en esta empresa.

 

Dentro de lo que cuenta la ganadería en la riqueza alfareña, ha cobrado en los últimos años una atención creciente la cría de ganado de cerda. La expansión de gallineros puede ser un acicate para que a distancias prudenciales de la ciudad, surjan estas granjas que cuentan en febrero de 1978 con más de 5.000 cabezas. La cría y atención de las granjas se orientan a la consumición de carne en la zona de Pamplona y Estella.

 

Alfaro elabora la materia prima de los productos agrícolas y ha creado una industria conservera. En diciembre de 1977, cinco fábricas trabajan en conservas de productos agrícolas.

La industria que estamos viendo desde 1962, fecha de su fundación a 1966, se dedicó a la conserva de pescado y productos vegetales. En 1966 se dedica exclusivamente a la fabricación de tomate concentrado y frito en salsa. En esta última especialidad, Orlando acapara el 95% del tomate conservero en La Rioja. El anuncio de la televisión sobre el tomate Orlando comunica a los españoles la calidad del tomate alfareño. La cantidad recogida es irregular. En 1976 trabajó el 75% del tomate alfareño, mientras que en 1977 solo el 20. Orlando orienta su 75% de producción al mercado nacional, del que cada la mitad se queda en Madrid. El otro 25% se exporta con preferencia a Italia, Inglaterra, Alemania, Estados Unidos y Canadá. De producción irregular según las cosechas, se trabajaban de 6.000 a 8.000 toneladas de conserva anuales. Cuenta con 40 obreros fijos y más de 100 en campaña.

 

Esta fábrica se fundó en 1935 y se dedica sobre todo a la conserva del espárrago y pimiento, aunque trabaja con todos los productos. La industria de Emiliano Navajas supone del 15 al 20% de la producción alfareña, aunque sus máquinas de producción nacional tienen que trabajar con productos traídos de los pueblos ribereños. El trabajo conservero quizás sea excesivo en la región, siendo 50 fábricas las montadas en La Rioja y 150 en Navarra. Alfaro se distingue en el mercado riojano y nacional por la calidad y garantía de su género y la seriedad en su servicio. El mercado de Emiliano Navajas es nacional, destacando Zaragoza. Trabajan en ella unos 15 obreros y de 70 a 80 en campaña.

 

Situada la fábrica de GEACHE en la Carretera de la Estación, fue fundada en 1941. Trabaja todos los productos hortícolas atendiendo de forma específica al espárrago y pimiento. Se aprecia en los últimos años una decadencia en las conserveras de Logroño y Calahorra, afianzándose Rincón de Soto, Quel, Autol, Pradejón y Alfaro. Embota GEACHE unas 2.000 toneladas de frutos agrícolas al año, y su comercio se dirige al territorio nacional en un 80% y el resto al extranjero, Cuenta con unos 10 empleados fijos y de 80 a 90 en campaña. La fábrica de Galdámez es otro núcleo conservero.

 

La cooperativa COCASA, Cooperativa del Campo San Antonio, data desde 1953. Ha ido ampliando sus servicios y cometidos hasta convertirse hoy en un gran complejo industrial. Premiada con la distinción Cooperativa Ejemplar en 1965, el Ministerio reconoce el trabajo extraordinario de su millar de socios y de su equipo directivo. En su actividad conservera trabaja unas 7.000 toneladas de tomate, lo que supone el 50% de lo producido en el pueblo; más de 500 toneladas de espárrago y 1000 de pimiento. A diferencia de otras industrias, la materia prima es alfareña totalmente. Un 40 al 60% de género elaborado sale al extranjero, sobre todo Estados Unidos, o Inglaterra. Desde 1963 cuenta para sus socios con una bodega. Actualmente elabora más de 13.000 hectólitros. De un 10 a 20% se comercializa embotellado con la marca Burgo Viejo. Ofrece a sus socios multitud de servicios con la maquinaria que cuenta en su parque privado. Cuenta con unos 60 empleados y más de 200 en campaña.

 

La fábrica de Licores de Belsué y Latorre ha dado fama a Alfaro con sus productos de Peña Labra, Lacrima Cristi y otras cremas. En la actualidad parece se encuentra en un punto necesario de renovación.

 

Bodegas Palacios se fundó en 1948. Los vinos de Alfaro son muy fuertes para la mesa. Han de mezclarse con vinos de La Rioja Alta. Alfaro produce poco vino dentro del mercado de Rioja. Del medio millón de hectólitros que elabora Alfaro, tiene gran peso el vino de Palacios. En 1976 envasó alrededor de un millón de botellas. En 1977 ha subido a 1.250.000. El comercio va dirigido a toda la Península e Islas, Andorra, Inglaterra y Alemania. La madera de las cubas es roble traído de Canadá y Yugoslavia. Las marcas de vino que tiene en bodega son:

·         los vinos de toro: añojo, eral, utrero, cuatreño, quinqueño

·         el vino José Palacios

·         pronto aparecerá la firma “Monte Yerga”

Trabajan solo unas 10 personas y tienen vino viejo desde 1950.

 

Desde 1972 la bodega que estamos viendo en imagen lleva el nombre de Latorre y Lapuerta. Anteriormente y desde comienzos del siglo, los alfareños conocían las Bodegas de Latorre. La actual cuenta con la firma pero no con los propietarios anteriores. En 1977 han comprado varios miles de toneladas de uva a distintos pueblos de la ribera. Todo su vino lo exportan a Suiza, Rusia, Holanda, Inglaterra, Francia y Andorra. La marca de vino de la empresa es Paco Gómez.

 

Situada en la calle Tejería, el vino de Bodegas Castillo es apetecido por los alfareños que aprecian su paladar fino y a la vez “con cuerpo”, propio de nuestra tierra. Es la típica bodega familiar con cosecha propia. Desde 1943 esta bodega consigue clarete y tinto sin elaboración química. El vino a granel que no vende a sus paisanos se lo llevan los mayoristas.

 

Situado actualmente -Talleres Torres a la entrada del pueblo funciona desde 1946. Su especialidad es fabricar moldes de precisión para las cerámicas. Utilizan para estas piezas, hierro y acero especial. Como hay en España unas 1.500 cerámicas, su comercio y demanda es abundante y general. Además, exportan a Sudamérica, Marruecos y Portugal. Cuenta con 40 obreros.

 

La industria de cerámica de construcción tiene raigambre en Alfaro. Parece que su gran Patrón, Dios, fue el primer alfarero en la industria del barro... Todas las tejerías tienen un proceso común de trabajo: Se extrae la arcilla, muy abundante aquí, y se desmenuza y muele para hacerla tierra fina. Amasada con agua se lleva a los moldes (aquí entra la especialidad de cada tejería) y se lleva a los secaderos artificiales con aire. Después tiene lugar el encañe y cocido a 900 grados centígrados, y para terminar, el desencaño y la carga. Para obtener una tonelada de género se emplean unos 1.200 kilos de arcilla.

La Nueva Cerámica es una sociedad limitada fundada en 1947. Su especialidad es la bovedilla y la teja. Cuenta con unos 44 obreros y produce de 160 a 180 toneladas de género al día. Su mercado es Vizcaya, Santander, Logroño, Burgos y Guipúzcoa. Tiene otra fábrica en Santo Domingo de la Calzada.

 

La especialidad de Cerámicas Cuartero es la teja y la huequería. Sus 45 overos producen de 140 a 150 toneladas diarias. Su mercado es el mismo que la Nueva Cerámica. Cuartero tiene otra tejería en Miranda de Ebro.

 

La tejería que estamos viendo (Manuel Fernández) se halla muy próxima al casco urbano. Su especialidad es la huequería. Cuenta con unos 30 obreros y su mercado es, además del señalado antes, la ciudad de Vitoria. Produce unas 110 toneladas.

 

La tejería que estamos viendo es de José Tarragona. Su traída de arcilla llega a la Plana. Especialista en huequería, sus 30 obreros producen unas 110 toneladas. El mercado es el mismo ya indicado y como las demás, el transporte lo hace por carretera.

La tejería COCESA es una cerámica que funciona en administración de cooperativa. Empezó a trabajar en 1965. Su especialidad es la huequería. Terminan unas 115 toneladas diarias y las exporta a los mismos lugares que las demás fábricas, añadiendo la capital navarra. Trabajan 30 cooperativistas.

 

La industria DECESA (Derivados del cemento sociedad de Alfaro), se dedica a construir vigas de cemento con acero pretensado. La piedra de sílice se trae de Arnedillo. Pronto iniciarán unas canteras en Alfaro. Fabrican en los moldes que vemos en imagen unos 20.000 metros lineales al mes. Se cortan en distintos tamaños según las necesidades del mercado de Bilbao, Soria, Zaragoza y Logroño. Este tipo de vigas se usa mucho con la construcción moderna. Tiene en la actualidad 13 obreros.

 

La fábrica de alabastros reside en nuestra ciudad en la carretera de Corella, solo desde 1975. Es empresa de Cintruénigo donde está esta empresa muy extendida. Los bloques que vemos de alabastro se traen de las canteras de Fuentes de Ebro (Zaragoza). Para que podamos tener una pieza artística en nuestras casas hay que cortar estas piedras, se tornean según el modelo elegido, se tallan y adornan y por fin se barnizan. Mallorca y Francia acaparan las 60 piezas diarias de distintos módulos que hacen las 8 personas que trabajan aquí. No llega a ser ni pura artesanía ni propiamente es gran industria.

 

En los últimos años han surgido en Alfaro varias industrias de terrazos. En la diapositiva estamos viendo la más antigua. Fundada en 1964. La piedra se trae de puntos de Navarra, Zaragoza y Almería. Esta piedra molida se mezcla con agua y cemento. Vaciada la masa en diversos moldes se deja secar alrededor de una semana. El pulido dispone el terrazo para la venta que esta empresa dirige a Navarra, Zaragoza, Soria, Guadalajara y Huesca. En Terrazos Ruiz hay 40 personas trabajando.

 

Terrazos Martínez está situada en la carretera de Corella y cuenta con unos 50 obreros. Fundada en 1963 y con maquinaria italiana y alemana hacen más de 2.000 metros cuadrados al día de los dos modelos de terrazo que fabrican. Su mercado se dirige en el 75% a Zaragoza y el resto a Logroño, Barcelona y Soria.

 

Se encuentra Terrazos San Miguel en la Carretera de la Estación y se inició en 1965. Cuenta con 15 obreros y realizan alrededor de 300 metros cuadrados diarios de terrazo. La venta se dirige a toda La Rioja, Zaragoza y Soria.

 

La industria del mueble también tiene solera y tradición en nuestro pueblo. Los camiones de Muebles Vallejo recorren toda la red nacional desde 1958. Ampliada la empresa, cuenta con grandes almacenes junto a la estación. Hacen todo tipo de muebles con tapizado de terciopelo, escay, piel, cuero o sin él. La haya, material básico, la traen del Pirineo navarro y francés. Cataluña es la región que más codicia estos muebles. Cuenta con más de 15 obreros.

 

Alfaro cuenta con varias sillerías que ha n logrado extender su nombre en el círculo nacional e internacional. Sillerías Anoz tiene plantaciones propias de anea para sus diversos modelos de sillas. En la avenida de Zaragoza, se aprecian sus grandes almacenes, necesarios para atender al mercado nacional y extranjero, sobre todo francés, que solicitan su género. Cuenta con una nómina aproximada de 25 obreros.

 

Sillería Navarro, que vemos en imagen, está unida de alguna forma a Industrias San Roque desde 1958. A partir de 1978, tiene anea propia para los 30 modelos de sillas que salen de sus almacenes. Al cabo del año tienen más de un millón de muebles terminados que se reparten en un 60% al extranjero, sobre todo Francia (de donde procede la madera), Holanda y Alemania. El 20% llega a Madrid capital y el resto a las provincias españolas. Trabajan en esta empresa junto a la estación del ferrocarril 42 obreros.

 

Estamos viendo una parte del almacén de la Sillería Ba. Situada en el paseo de La Molineta, trabajan con anea y realizan la llamada silla castellana. Sus 15 obreros hacen posible que el género se extienda por todo el país.

 

La sillería Dusmader se inició en 1971. Es la más reciente de las alfareñas. Está situada en el Camino Viejo de Castejón. Hacen sillas tapizadas. La madera, como en las demás fábricas, es de haya del Pirineo franco-español. Tiene 13 obreros y dirigen la venta a toda Andalucía, Vizcaya, Logroño y La Coruña.

 

Relacionado con las sillerías, ya que para ellas trabajan, hay unas 200 mujeres de nuestro pueblo que alternan sus labores domésticas con el trenzado de anea. Por días o por semanas, van dedicándose en sus propias casas a esta labor sin la exigencia de un horario laboral.

La otra vista de la imagen representa a una mujer haciendo alpargatas. Trabajo de las mismas características de tiempo que las sillas. Ocupa a unas 100 mujeres. Unas y otras representan el carácter activo de nuestras mujeres alfareñas a la vez que supone un ingreso considerable en la economía familiar.

 

En la rama de la construcción, Alfaro cuenta con un tiempo en alza. Se están construyendo y restaurando numerosas viviendas en la última década. En todo el casco urbano Alfaro se remoza. En la imagen vemos unos bloques en la Carretera de Zaragoza, zona de mayor ensanche. Unos 13 contratistas encargados de obras con más de 300 albañiles alfareños trabajan por construir un Alfaro mejor.

 

La fundación de Espumosos La Margarita se remonta a 1930. En nuestras casas y en toda La Rioja, Navarra, Zaragoza, Vitoria, Soria, etc. se beben los refrescos de La Margarita. Produce la empresa actualmente gaseosa, naranjada, limonada, tónica, coca-cola en botellas de litro y de un cuarto de litro. También distribuyen sidra en la zona. La cercanía del Moncayo es una garantía, ya que el 80% del líquido es agua procedente de allí mientras que el 20% restante se deben a las diversas sustancias que intervienen en el proceso de elaboración. En transporte propio salen de la fábrica que estamos viendo unos 200.000 litros mensuales. Trabajan 20 personas.

 

Los doce comercios de tejidos se encuentran situado en la zona céntrica de Alfaro. Tienen que hacer mucha competencia además del mercadillo alfareño al gran mercado de Tudela, Calahorra, Logroño y Zaragoza.

 

Hay 19 bares y cafeterías repartidos en todo el casco urbano. Cada uno tiene su propia parroquia, pero todos gozan de la visita de los rondadores. El más antiguo es el Bar España situado en la plaza de España. Se abrió en 1936. El más reciente data de agosto de 1977: Don Quijote. El Casino La Unión, que vemos en la imagen, situado en la plaza céntrica supone una lógica admiración para el forastero y sano orgullo para el alfareño y los 1.500 socios.

 

Alfaro es un pueblo rico. Si el tiempo favorece la marcha del campo, la vega alfareña responde a los desvelos del campesino. En la ciudad existen nueve entidades bancarias, algunas de ellas instaladas desde 1975. La Caja de Ahorros de Logroño, Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, la nueva Caja Rural, trabajan para favorecer a las gentes alfareñas y a la sociedad riojana. La labor social de las cajas de ahorro de Logroño y Zaragoza tiene una manifestación en las viviendas que construye y ha construido en distintos solares. La Caja de Logroño ha ofrecido a los alfareños cerca de 120 viviendas. La de Zaragoza lleva aproximadamente 180 teniendo en cuenta las que se están levantando en la calle Esperanza.

El parque móvil alfareño cuenta en la actualidad con un millar de vehículos matriculados entre turismos y camiones. Los tractores han venido a ser instrumentos de trabajo generalizados, alcanzando la cifra de 600 los existentes. Alfaro no sufre el agobio de ausencia de parkings. Aunque las calles estrechas no permiten el aparcamiento. En la calle Esperanza se está construyendo un nuevo parking subterráneo.