Iniciativa para que Alfaro se sume a un pacto europeo para frenar el cambio climático

El clima de la Tierra siempre ha estado sometido a cambios.  Ahora es diferente porque nuestro modo de producción y de consumo energético empuja hacia una alteración climática global, que provocará serios impactos tanto sobre la Tierra como sobre los sistemas socioeconómicos. Y mitigar esos efectos es una tarea común de cara a las generaciones futuras.  Es lo que advierte la comunidad científica y lo que recogió el histórico pacto al que se llegó en la conferencia de Naciones Unidas contra el cambio climático de París en 2015.

La lucha contra el cambio climático y la modernización de las fuentes energéticas es una labor de todos y, en este sentido,  es muy valioso el papel de las administraciones, desde la más próxima al ciudadano como es la local. El Pacto de los Alcaldes para el clima y la energía es un compromiso contra el cambio climático que se desarrolla desde 2008 con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 desde el ámbito local y regional. 

El objetivo actual de los firmantes del pacto, que cuenta con cerca de 7.000 adhesiones y municipios de todos los tamaños, es reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí al 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida de Alfaro ha promovido una iniciativa para la adhesión de nuestro municipio a ese acuerdo europeo, impulsado por la Comisión Europea. El grupo municipal de Izquierda Unida de Alfaro, a través de su representante  Javier López Bozal,  ha presentado una propuesta para que el Ayuntamiento de Alfaro se incorpore a la iniciativa europea denominada “Pacto de los Alcaldes sobre el Clima y la Energía”.

La  iniciativa, explican desde el grupo municipal de IU en nota de prensa, “busca que la administración alfareña reduzca las emisiones de CO2 y otras de efecto invernadero en el territorio en un 40% como mínimo de aquí al año 2030, a través de la mejora de la eficiencia energética y dotándose de un mayor uso de fuentes de energía renovables”.

La firma del Pacto, que debería realizar la alcaldesa Yolanda Preciado, conlleva  “apoyo y ayuda financiera de la Unión Europea”, señalan los promotores de la iniciativa.  Los pasos que debe dar el Ayuntamiento de Alfaro a partir de la firma son:

1. llevar a cabo un inventario de emisiones de referencia y una evaluación de riesgos y vulnerabilidades derivados del cambio climático.
2. El segundo paso que deberá cumplir el Ayuntamiento para que la iniciativa europea siga adelante, será presentar un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PAES) en un plazo de dos años a partir de la fecha de la decisión del Ayuntamiento.
3. Posteriormente, se deberá elaborar un informe de situación al menos cada dos años a partir de la presentación del PAES con fines de evaluación, seguimiento y control por parte de la Unión Europea.

Izquierda Unida considera que “es una oportunidad única para que Alfaro se sume a las iniciativas europeas, situando a nuestra ciudad como referente en la lucha contra el Cambio Climático en la línea que han seguido otras localidades riojanas como Logroño”.

El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Alfaro, Javier López Bozal, defenderá en el próximo Pleno una moción para la adhesión al Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía.

La moción de IU propone que el Pleno alfareño acuerde:

Primero:

  • Encomendar a la alcaldesa Dña. Yolanda Preciado, como representante del Pleno Municipal, la firma del formulario de adhesión al Pacto de los Alcaldes.
  • Elaborar, en el plazo de un año tras la firma de dicho pacto, un plan municipal de acción en materia de energía sostenible, en el que se contemplen las acciones necesarias para lograr reducir las emisiones de CO2 del municipio en un 40% entre el momento de la firma y el año 2030.
  • Que entre otros objetivos figura el de que gradualmente todos los suministros energéticos municipales estén basados únicamente en energías renovables.
  •  Elaborar un plan de choque para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, identificando los focos más importantes, realizando planes de actuación para reducir sus emisiones y poniendo en marcha medidas de impulso a la movilidad a pie, en bicicleta y en transporte público, reduciendo en lo posible el uso del automóvil.
  • Realizar una Auditoría Energética de todos los edificios municipales.
  • Iniciar un plan de rehabilitación en clave de eficiencia energética.
  • Introducir en las ordenanzas municipales criterios de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, no solo en la actuación municipal sino también en la adjudicación de servicios, de forma que se priorice estos criterios, frente a los economicistas.
  • Se aumenten progresivamente las capacidades del ayuntamiento para hacer frente a las consecuencias del cambio climático que ya se está produciendo. Adaptación del planeamiento urbanístico y ordenanzas municipales a esta nueva situación.

Segundo:

  • Considera que la aprobación de  estos compromisos situarán al municipio en la buena senda para una transformación del modelo que nos ha traído a la situación actual, generando con ello una ciudad más ecológica, sostenible y habitable que esté a la vanguardia social. Es el momento de actuar para frenar el cambio climático y los pequeños pasos como éste, tienen mayor incidencia que los grandes acuerdos internacionales.

Tercero:

  • Trasladar el acuerdo al Gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
La moción se debatirá en el próximo Pleno.  Desde la Comisión Europea se anima a los alcaldes a participar en la iniciativa, relanzada en 2015. “Gracias a su participación, Europa estará mejor preparada para hacer la transición a una sociedad sostenible, hipocarbónica y resiliente al clima, así como para convertir este éxito en un modelo que pueda adoptarse en otras regiones del mundo”, afirma el comisario europeo  de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete en la carta en la que anima a la adhesión a “la iniciativa urbana más grande del mundo en materia de clima y energía”. 
La moción se debatirá en el próximo Pleno.  Desde la Comisión Europea se anima a los alcaldes a participar en la iniciativa, relanzada en 2015. “Gracias a su participación, Europa estará mejor preparada para hacer la transición a una sociedad sostenible, hipocarbónica y resiliente al clima, así como para convertir este éxito en un modelo que pueda adoptarse en otras regiones del mundo”, afirma el comisario europeo  de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete en la carta en la que anima a la adhesión a “la iniciativa urbana más grande del mundo en materia de clima y energía”. El clima de la Tierra siempre ha estado sometido a cambios.  Ahora es diferente porque es nuestro modo de producción y de consumo energético el que empuja hacia una alteración climática global, que provocará serios impactos tanto sobre la Tierra como sobre los sistemas socioeconómicos. Y mitigar esos efectos es una tarea común de cara a las generaciones futuras.  Es lo que advierte la comunidad científica y lo que recogió el histórico pacto al que se llegó en la conferencia de Naciones Unidas contra el cambio climático en 2015 en París. 
La lucha contra el cambio climático y la modernización de las fuentes energéticas es una labor de todos y, en este sentido, muy valioso es el papel de las administraciones desde la más próxima al ciudadano como es la local. El Pacto de los Alcaldes para el clima y la energía es un compromiso contra el cambio climático que se desarrolla desde 2008 con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 desde el ámbito local y regional.  
El objetivo de los nuevos firmantes del pacto, que cuenta con cerca de 7.000 adhesiones, es reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí al 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático.
El Grupo Municipal de Izquierda Unida de Alfaro ha promovido una iniciativa para la adhesión de nuestro municipio a ese acuerdo europeo, impulsado por la Comisión Europea. El grupo municipal de Izquierda Unida de Alfaro, a través de su representante  Javier López Bozal,  ha presentado una propuesta para que el Ayuntamiento de Alfaro se incorpore a la iniciativa europea denominada “Pacto de los Alcaldes sobre el Clima y la Energía”. 
La  iniciativa, explican desde el grupo municipal de IU en nota de prensa, “busca que la administración alfareña reduzca las emisiones de CO2 y otras de efecto invernadero en el territorio en un 40% como mínimo de aquí al año 2030, a través de la mejora de la eficiencia energética y dotándose de un mayor uso de fuentes de energía renovables”.
La firma del Pacto, que debería realizar la alcaldesa Yolanda Preciado, conlleva  “apoyo y ayuda financiera de la Unión Europea”, señalan los promotores de la iniciativa.  Los pasos que debe dar el Ayuntamiento de Alfaro son:
1. llevar a cabo un inventario de emisiones de referencia y una evaluación de riesgos y vulnerabilidades derivados del cambio climático. 
2. El segundo paso que deberá cumplir el Ayuntamiento para que la iniciativa europea siga adelante, será presentar un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PAES) en un plazo de dos años a partir de la fecha de la decisión del Ayuntamiento.
3. Posteriormente, se deberá elaborar un informe de situación al menos cada dos años a partir de la presentación del PAES con fines de evaluación, seguimiento y control por parte de la Unión Europea.
Izquierda Unida considera que “es una oportunidad única para que Alfaro se sume a las iniciativas europeas, situando a nuestra ciudad como referente en la lucha contra el Cambio Climático en la línea que han seguido otras localidades riojanas como Logroño”.
El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Alfaro, Javier López Bozal, defenderá en el próximo Pleno una moción para la adhesión al Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía. 
La moción de IU propone que el Pleno alfareño acuerde: 
Primero: 
Encomendar a la alcaldesa Dña. Yolanda Preciado, como representante del Pleno Municipal, la firma del formulario de adhesión al Pacto de los Alcaldes.
Elaborar, en el plazo de un año tras la firma de dicho pacto, un plan municipal de acción en materia de energía sostenible, en el que se contemplen las acciones necesarias para lograr reducir las emisiones de CO2 del municipio en un 40% entre el momento de la firma y el año 2030.
Que entre otros objetivos figura el de que gradualmente todos los suministros energéticos municipales estén basados únicamente en energías renovables.
Elaborar un plan de choque para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, identificando los focos más importantes, realizando planes de actuación para reducir sus emisiones y poniendo en marcha medidas de impulso a la movilidad a pie, en bicicleta y en transporte público, reduciendo en lo posible el uso del automóvil.
Realizar una Auditoría Energética de todos los edificios municipales.
Iniciar un plan de rehabilitación en clave de eficiencia energética.
Introducir en las ordenanzas municipales criterios de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, no solo en la actuación municipal sino también en la adjudicación de servicios, de forma que se priorice estos criterios, frente a los economicistas.
Se aumenten progresivamente las capacidades del ayuntamiento para hacer frente a las consecuencias del cambio climático que ya se está produciendo. Adaptación del planeamiento urbanístico y ordenanzas municipales a esta nueva situación.
Segundo:
Considera que la aprobación de estos compromisos situarán al municipio en la buena senda para una transformación del modelo que nos ha traído a la situación actual, generando con ello una ciudad más ecológica, sostenible y habitable que esté a la vanguardia social. Es el momento de actuar para frenar el cambio climático y los pequeños pasos como éste, tienen mayor incidencia que los grandes acuerdos internacionales.
Tercero:
Trasladar el acuerdo al Gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
 
La moción se debatirá en el próximo Pleno.  Desde la Comisión Europea se anima a los alcaldes a participar en la iniciativa, relanzada en 2015. “Gracias a su participación, Europa estará mejor preparada para hacer la transición a una sociedad sostenible, hipocarbónica y resiliente al clima, así como para convertir este éxito en un modelo que pueda adoptarse en otras regiones del mundo”, afirma el comisario europeo  de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete en la carta en la que anima a la adhesión a “la iniciativa urbana más grande del mundo en materia de clima y energía”.