Jota de Alfaro

Cuando el folclore de Alfaro estaba en plena actividad, surgió la iniciativa de recopilar alguna de sus músicas y danzas tradicionales.

Así se recogieron algunas tonadillas populares alfareñas que las personas mayores recordaban y aún cantaban. Esta recopilación se envió a la Academia Albéniz de Madrid que dirigía J. Fermìn Gurbindo. Este gran maestro a pesar de ser ciego supo intuir y ver Alfaro, tal y como para darle forma en el pentagrama.

La composición resulta muy briosa, de acuerdo con el temple de nuestra tierra.

Pasado un tiempo, él personalmente vino a Alfaro a entregar una grabación realizada por él mismo al acordeón y a partir de ahí se hizo la coreografìa para que la Jota de Alfaro se empezase a bailar por el grupo de danzas.

 

Vídeo de CulturadeRioja: Alfaro Baila interpreta la Jota de Alfaro