Nuestra Señora del Burgo

La iglesia parroquial de Nuestra Señora del Burgo, de estilo neoclasicista y barroco, fue construida a finales del siglo XVII y tiene su origen en la Capilla de la Puebla, construida en la segunda mitad del siglo XV. Posteriormente, en la primera mitad del siglo XVIII se levantó la torre, se construyó el camarín de la Virgen, denominado Capilla de Nuestra Señora, y se realizó el Retablo Mayor. Durante el siglo XIX se llevaron a cabo labores de restauración de la torre y el chapitel.

Esta iglesia, construida fundamentalmente con fábrica de ladrillo, tiene planta de cruz latina con una nave dividida en tres tramos y capillas entre contrafuertes. El espacio interior cuenta con arcos de medio punto, una cúpula de media naranja y una linterna en cuya base se abren varios óculos. Al lado norte del crucero se abre otra capilla, desde la que se accede a una dependencia cubierta; en el lado este se ubica otra capilla y en el lado sur se sitúan la sacristía y la sala capitular. A los pies de la iglesia hay un coro que alberga una sillería barroca de madera tallada con once asientos.