¿Por qué crotora Yerga?

¿Por qué crotora Yerga?

Las cigüeñas han vuelto a su casa en Alfaro y están iniciando su ciclo reproductivo. Las vemos arreglar el nido y, como cualquier familia, prepararle la “habitación” a los cigoñinos. Y, sobre todo, se oye su crotoreo.

También ha llegado Yerga de su viaje migratorio, que, gracias a su GPS, hemos podido seguir. Yerga mira las imágenes de aves de su especies trasportando bebés. “¿Será este año?”, se pregunta con ilusión. “¿Quién le trae una cría a la cigüeña?”, suspira mientras planea en vuelo sobre los sotos de Ebro en Alfaro y mira de reojo a su pareja. Las cigüeñas son una especie fiel. Igual que conservan el nido se emparejan para siempre.

Yerga forma parte de un proyecto de la organización ecologista Seo/BirdLife en colaboración con el Gobierno de La Rioja para la investigación de las aves migratorias. Este año, según explica el Gobierno de La Rioja en la nota de prensa de bienvenida a Yerga a su nido riojano, “se va a llevar a cabo un seguimiento del ejemplar para conocer con más detalle sus hábitos reproductores”. Yerga no logró sacar ningún pollo adelante el año pasado: “Esperamos que este año sea más provechoso”, le recriminan los que le pusieron el GPS para conocer mejor a la especie.

- “¿Qué podemos hacer?”, le pregunta Yerga a su pareja cuando se entero de que querían investigar su reproducción.

- “¡Anda, no me des la barrula! ¡Todo el tiempo dendaleando con lo mismo!”.

- “Me va soltar la barredera”, pensó Yerga. ¡Qué mal gas!, le dijo.

- “Deque pare de llover, nos vamos”, contestó y pensó: “¡bolo!

Tenían que ir al campo a buscar comida y más ramas para arreglar el nido.  Como otros años, al llegar se encontraron con la casa destrozada. "Nos han apalancao el nido", le dijo su pareja al llegar.

Riojanas por Senegal 

Yerga coincidió este año en Senegal con Treviana. Pasaron muchas horas alternando y de capazo. Treviana es una hembra de aguilucho cenizo, que toma su nombre de la localidad riojana de la que procede. Las viajeras pasaron el invierno en la misma zona del país africano.

"¿Qué vida?", le dijo la aguilucho cenizo y se reconocieron riojanas. "No se te ve buena cara". 
- "Estaría mejor si tendría un cigoñino conmÍ..."
- "¿Y eso?"
"Ca,  no sacamos polluelo..."
- "El calor de pasado verano. ¡Qué astro!"
- "¡Qué va! Nos refrescamos bajo la canilla, en los pozales que dejan con agua en las casillas,  en la madre y los ríos..."
- "Pues, será que ha habido poco crotoreo a dúo", le apuntó con picardía la de La Rioja Alta. "Tenéis que intentarlo más".

Una curiosidad de las cigüeñas que conoce la de Treviana: cuando el macho llega al nido se produce el crotoreo a modo de saludo y la cópula, que puede durar semanas, culmina con un crotoreo de la pareja al unísono. Treviana tiene un poco de envidia de la cigüeña blanca. 

Se las escucha cuando llegan en febrero a reproducirse a sus nidos de siempre. Así animan a la reprodución nuestras vecinas zancudas. En abril o mayo llegan las puestas y el crotoreo se oye menos. Son familiares.  Los huevos, el nido, los polluelos reciben el cuidado de ambos progenitores. Son fieles y tienen parejas duraderas.

“¡Ya no me acordaba deso!", pensó para sí Yerga al recordar sus conversaciones con la Treviana cuando sobrevolaba Alfaro. “Hay que arrejuntarse”. Se fue a crotorar al nido, aleteando y disfrutando con el pensamiento de las caricias que iba dar con su pico.

Yerga es un cigüeño.  Lo dice su DNI, su ficha oficial. Sin embargo, lo habitual es referirse al ejemplar en femenino por la especie o por confusión. ¡Qué lío! Es tan difícil distinguir al macho de la hembra. ¿Tendrá claro de dónde vienen los cigoñinos? La respuesta: se les escucha crotorar.  //@livefresneda para @AlfaroSabe. 

 

Fotos: Gobierno de La Rioja (Arriba)// AlfaroSabe

Más información:

Programa de seguimiento de aves migratorias

La cigüeña ‘Yerga’ ya está de vuelta en su nido en Alfaro desde donde inició su viaje hace siete meses