Avenida del Ebro, un paseo por Pepe Laguardia